La demanda de las fábricas de la zona euro registró una caída interanual récord en abril al registrar un desplome del 35,5%, mientras que en términos mensuales el retroceso fue del 1%, ocho décimas más que en marzo, según los datos publicados por la oficina de estadística comunitaria, Eurostat. En el conjunto de los Veintisiete, los pedidos industriales disminuyeron un 0,5% mensual y acumularon una caida interanual del 35%.

Excluyendo el equipamiento aeroespacial, de barcos y de ferrocarril, los pedidos industriales descendieron un 35,3% interanual en la eurozona y un 33,8% en el conjunto de la UE. Respecto al mes anterior el descenso fue del 0,9% en la zona euro y del 0,3% entre los Veintisiete.

En términos interanuales, los pedidos de bienes no duraderos descendieron un 8,9% en la eurozona y un 7,4% en la Europa de los 27. Los pedidos de bienes de consumo duraderos registraron retrocesos del 38,3% y del 36,3%, respectivamente.

Los pedidos de bienes capitales descendieron un 39,1% en la zona euro y en un 39,5% en la Europa de los 27, mientras que los de bienes intermedios cedieron un 38,3% y un 36,3%, respectivamente.

De entre los miembros de los que hay información disponible, los pedidos descendieron en todos los países. Estonia (-44,4%) y Alemania (-39,5%) sufrieron los mayores retrocesos interanuales, mientras que el caso de España la caída fue del 34,9%.