Los nuevos créditos concedidos por las entidades financieras a las familias para la adquisición de vivienda registraron una caída interanual del 4,11% en febrero, hasta los 5.083 millones de euros, mientras que los créditos al consumo se desplomaron un 11,26%, con 2.324 millones de euros, según datos del Banco de España. La nueva financiación para vivienda volvió a caer en febrero tras el repunte anual de enero, mientras que los créditos al consumo sumaron su segundo mes de descensos tras el rebote que experimentaron en diciembre. Los créditos para otros fines se situaron en febrero en 2.772 millones de euros, un 42% menos.