Los jueces abogan por realizar una reforma de la Ley Concursal que proteja a los compradores de pisos de inmobiliarias que caigan en situación de insolvencia y consideran que los clientes particulares de estas empresas necesitan "mayor protección".