Wall Street se viste de rojo en el comienzo de sesión. Después de conocer unos ingresos personales peor de lo esperado, los índices de la primera plaza bursátil mundial recortan posiciones al toque de campana. El Dow Jones cede un 1,43% hasta los 7.811 puntos, el tecnológico Nasdaq resta un 1,60% hasta los 1.561 puntos y el S&P 500 recorta un 0,81% hasta los 826 puntos.