La inversores están recuperando la confianza en una "recuperación sólida" de la economía mundial y consideran que se está dando un "entorno ideal" para la inversión, lo que les está animando a asumir cada vez más riesgos, según la encuesta de gestores de fondos realizada en el mes de abril por BofA Merrill Lynch. En concreto, el número de inversores que reconoce que tomar riesgos "por encima de lo normal" en sus carteras ha alcanzado en abril su nivel más alto desde enero de 2006. Además se muestran, en general, mas optimistas sobre la capacidad de sus empresas de aumentar su rentabilidad.