Los futuros europeos anticipaban, media hora antes del comienzo de la sesión, subidas de cerca del 1 por ciento media hora antes del comienzo de la sesión, animados por el avance del 0,60 por ciento con el que cerró el Dow Jones de Industriales en Wall Street. Las bolsas europeas, a excepción de la de Milán, mantuvieron ayer la tendencia a la baja con que comenzaron la semana, a la espera de referencias macroeconómicas que despejen las eventuales dudas de los inversores tras la remontada de los dos últimos meses. En Madrid el Ibex-35 perdió ayer el 0,51 por ciento afectado por el retroceso de la banca y de las plazas internacionales.