Los contratos a futuro sobre los principales índices de acciones en Estados Unidos subían el viernes antes de la publicación de dos informes clave que indicarán que tan bien está enfrentando las difíciles condiciones económicas el consumidor estadounidense, al tiempo que datos en China mostraron que la producción sigue robusta. Los contratos a futuro sobre el Standard & Poor's 500 subían 6,5 puntos a 1.103,70, los futuros sobre el Nasdaq 100 ascendían 9,5 puntos a 1.807,50, mientras que los del Promedio Industrial Dow Jones ganaban 55 puntos.
Las acciones subieron el jueves luego que inversionistas se enfocaran en los positivos aspectos de los nuevos datos de solicitudes de beneficios por seguro de desempleo, la última de varias publicaciones que entregan señales sobre el panorama del empleo y el gasto de consumo. El Promedio Industrial Dow Jones ganó 69 puntos, o un 0,7%, a 10.406; el Standard & Poor's 500 ganó 7 puntos a 1103; y el Índice Compuesto Nasdaq avanzó 11,35 puntos a 2197.

El viernes se informarán los datos de ventas minoristas de noviembre, los precios de importaciones de noviembre, los datos preliminares de la percepción del consumidor de diciembre de la Universidad de Michigan y los inventarios de empresas correspondiente a octubre.

La producción industrial de China se aceleró en noviembre a su tasa más alta de este año, según datos oficiales publicados el viernes, lo que destaca la continua fortaleza en la recuperación económica del país.

Boeing podría estar activa luego que informara que está más cerca de que su avión largamente esperado Dreamliner. En tanto, su rival Airbus realizó una prueba de vuelo el viernes del avión militar de transporte A400M.

National Semiconductor superó las estimaciones de ganancias trimestrales, pero la acción cayó en transacciones posteriores al cierre del mercado.

Las acciones asiáticas en general se cotizaron al alza el viernes tras los datos chinos, pero el índice compuesto de Shanghai perdió terreno ante la preocupación de que el Gobierno tome medidas para desinflar la burbuja inmobiliaria. El índice cerró con una baja del 0,2% a 3.247,32.

En tanto, el índice Nikkei 225 de Tokio descendió 141,90 puntos, o un 1,4%, a 9.862,82 y el índice Hang Seng de Hong Kong avanzó 202,07 puntos, o un 0,93%, a 21.902,11