Al igual que ha sucedido en Europa durante la mañana, los futuros de Wall Street cotizan en números rojos. La presión en zona de resistencias es fuerte, avisan los expertos, y es normal que los índices corrijan parte de la sobrecompra que tienen acumulada. El Dow Jones pierde un 0.1% y cotiza en los 13105 puntos. El S&P500 cede un 0.2% - despide los 1.400 puntos – mientras que el tecnológico apenas corrige un 0.08% en preapertura.
Después de un rally de tres días…un descanso era necesario. Y hoy los indicadores americanos, en línea con lo que ha sucedido en Europa, se lo toman. Tanto es así, que el S&P500 – que consiguió superar los 1.400 puntos, corrige posiciones y al ritmo del 0.2% cotiza en los 1.393 enteros. Y no sólo este índice. El Dow Jones pierde un 0.1% en tanto que el tecnológico vuelve a resistir y, con caídas del 0.08%, cotiza en torno a los puntos. Los inversores esperan los últimos coletazos de los resultados empresariales y mantienen un ojo en Europa y las palabras de los principales bancos centrales.

De la primera variable, Carlyle Group ha publicado una pérdida de 0.19 dólares por acción, por encima de la pérdida de 15 centavos estimada. Chasepeake utitities ha anunciado un beneficio de 0.52 dólares por acción, por encima de las previsiones, mientras que hoy comenzarán a cotizar las cuentas publicadas ayer al cierre por Walt Disney – beneficio record de 1.831 millones de dólares en su tercer trimestre fiscal.

En el plano corporativo, General Electric ha anunciado la inversión de 2.000 millones de dólares en I+D sobre tecnologías limpias y eficientes en 2011, que supone un avance en su objetivo de llegar a los 10.000 millones de dólares. Los títulos de Dean Foods podrían subir hasta los 30 dólares en su spin-off mientras que Jp Morgan es parte del consorcio que ha lanzado una opa por Biffa-Guardian.

En el ámbito económico, las solicitudes semanales de hipoteca cayeron un 1.8% en la semana que finalizó el pasado 3 de agosto, frente a la subida del 0.2% de la semana precedente.