Los futuros de Wall Street hacen prever una apertura a la baja de los principales índices americanos en una jornada que de confirmarse la tendencia podría dejar al S&P en mínimos de abril. En cuanto al mercado de materias primas el barril de referencia en EEUU el Texas se ha situado en el entorno de los 100 dólares mientras que el euro se queda sobre los 1,4612 dólares.
Los indicadores macroeconómicos están dejando un sabor amargo a los inversores que ven como los temores a la ralentización de la economía EEUU se van haciendo cada vez más palpables. Así las cosas los principales índices americanos apuntan a una apertura en negativo en una jornada en la que de confirmarse la tendencia bajista podría dejar al S&P en niveles de mínimos de abril, sobre los 1.294 puntos.

La rotura de ese nivel podría llevarnos a un siguiente objetivo en los 1.249 puntos, en una jornada falta de referencias macro de relevancia. Lo que sí conocerán serán los mensajes que pueda lanzar a última hora el presidente de la Reserva Federal, Ben Bernanke, en una Conferencia Internacional sobre Política Monetaria en Atlanta.
 
Las dudas que genera la economía estadounidense han impulsado al euro por encima de los 1,46 dólares mientras que en el mercado de materias primas el barril tipo West Texas baja de nuevo de la barrera de los 100 dólares.
 
Uno de los protagonistas de la jornada es Steve Jobs. El presidente de Apple ha llegado a San Francisco el lunes para presentar lo que los inversores esperan que sea la próxima fuente de crecimiento de la compañía tecnológica más valiosa del mundo.