La Organización Internacional del Trabajo (ILO) estima un posible incremento del número de desocupados a nivel internacional de 50 millones en 2009, según en un documento base presentado en la cumbre de los ministros de Trabajo de los países del G-8 y que será debatido hoy en Roma. Para la ILO existe un riesgo de recesión prologada en el mercado del trabajo a causa de la crisis y la recesión del mercado de trabajo podrá prolongarse durante cuatro o cinco años después de la recuperación económica. La organización ha afirmado que se estima un posible incremento del número de desocupados a nivel internacional de 50 millones en 2009, después de los 11 millones de registrados en 2008 . Para la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCSE) las perspectivas no son optimistas: una modesta recuperación llegará en la primera mitad de 2010, después de una ralentización en 2009.