La familia Cosmen, primer accionista de National Express con un 18,6% de su capital social, busca impedir que se lleve a cabo la ampliación de capital prevista por el grupo británico de transportes, según publica 'Financial Times' en su edición de hoy. Los Cosmen, según este diario, estarían "haciendo campaña" entre el resto de socios de la compañía para sumar apoyos y evitar que National Express logre en la junta del próximo 27 de noviembre el respaldo del 50% de su capital necesario para abordar la ampliación.