La Asociación Catalana de Corredores de Seguros (ACCA) y la Asociación Gallega de Corredores y Corredurías de Seguros (Agacose) han interpuesto una denuncia ante la Comisión Nacional de la Competencia (CNC) y la Dirección General de Seguros y Fondo de Pensiones contra 32 entidades financieras por la realización de prácticas contrarias a la competencia, según anunciaron hoy las asociaciones en un comunicado. La finalidad de la denuncia es que se prohíban las prácticas consistentes en vincular los precios de las hipotecas, e incluso la concesión de éstas, a la contratación de seguros en entidades filiales de las financieras o a través de mediadores dependientes al considerar que es una práctica contraria a la legislación vigente.