La Organización europea de consumidores (BEUC, en sus siglas en francés) mostró hoy su satisfacción ante la decisión de la Comisión Europea (CE) de multar a Intel por abusar de su posición de dominio y pidió que se compense a las víctimas finales de las prácticas abusivas de la compañía estadounidense. "Los consumidores han estado pagando demasiado por sus ordenadores y deben ser compensados por ello", señaló la BEUC en un comunicado. Por eso, la Asociación reclamó cambios legislativos para abrir la vía a acciones colectivas de las víctimas de comportamientos anticompetitivos, pues "no es aceptable que tantos consumidores sufran daños y no puedan obtener justicia".