Los cinco grandes de la banca --Banco Santander, BBVA, 'la Caixa', Caja Madrid y Banco Popular-- lograron un beneficio conjunto de 4.233,9 millones en los tres primeros meses del año, lo que supone un 3,58% menos respecto al mismo periodo de 2009 (4.391,5 millones). La gran banca ha logrado capear la crisis un trimestre más y cerrar los tres primeros meses del año con un fuerte resultado recurrente, mermado sólo por las provisiones. Las entidades optaron por la "prudencia" durante el primer trimestre del año y continuaron su lucha por contener la mora y destinar parte de sus resultados a engordar las dotaciones. En conjunto, las cinco entidades atesoraban un total de 36.300 millones de euros en fondos para insolvencias.