Los cinco grandes de la banca -Santander, BBVA, Caja Madrid, 'la Caixa' y Banco Popular- alcanzaron un beneficio neto conjunto de 10.657,2 millones de euros en el primer semestre, lo que supone un descenso del 0,8% respecto a los 10.746 millones registrados en el mismo periodo de 2007. Estos datos reflejan que la delicada situación económica y financiera a nivel internacional ha afectado al negocio de las principales entidades del sector financiero español. En este marco, el Santander continúa liderando el ránking de beneficios, ya que logró un resultado neto de 4.730 millones de euros durante el primer semestre, con un incremento del 6,1%. Sin embargo, el banco cántabro ha explicado que el beneficio atribuido sin plusvalías creció un 22% respecto a los seis primeros meses de 2007.
A continuación se situó BBVA, que registró un beneficio neto de 3.108 millones de euros, con descenso del 7,9% respecto al resultado obtenido en el mismo periodo del ejercicio anterior, si bien el beneficio recurrente creció un 11%. El banco ha señalado que durante el segundo trimestre destinó 329 millones de euros al proceso de prejubilaciones contemplado en el Plan de Transformación de España y Portugal anunciado en 2007, cuyo objetivo es aumentar la capacidad comercial de la red y mejorar la eficiencia. Esta provisión extraordinaria determinó que los resultados de carácter singular en el semestre fueran de 180 millones de euros, (509 millones de beneficio por la venta de la participación de Bradesco en el primer trimestre menos 329 millones por dotaciones a provisiones por las citadas prejubilaciones) frente a los 750 millones de euros de igual periodo de 2007, consecuencia de las plusvalías de Iberdrola y la venta de inmuebles menos las aportaciones a la Fundación BBVA para las Microfinanzas. En tercer lugar se ha situado Caja Madrid, que obtuvo un beneficio neto atribuido de 1.084,5 millones de euros hasta junio, un 1,1% más respecto año anterior, el más alto de su historia. 'La Caixa', por su parte, alcanzó un beneficio neto atribuido de 1.060 millones de euros en 2007, lo que supone un descenso del 13,7% respecto al ejercicio anterior. Sin embargo, el beneficio recurrente atribuido del grupo aumentó un 8,4%. Por último, Banco Popular ganó 674 millones en el mismo periodo, lo que supone un incremento del 10,1%. La entidad aseguró que cuenta con "fortaleza de capital, solidez de balance y cómoda liquidez", para abordar el futuro con una "prudente confianza" en su capacidad de "aprovechar las oportunidades que suelen presentarse en coyunturas como la actual". LA MOROSIDAD, POR ENCIMA DEL 1% EN TODAS LAS ENTIDADES. Las cinco principales entidades españolas sufrieron un aumento de la tasa de morosidad, que en todos los casos se situó por encima del 1%. Caja Madrid contó con el mayor porcentaje de dudosos sobre el total de créditos, ya que se situó en el 1,89% de la cartera, frente al 0,52% que registraba el año anterior. A continuación se situó Banco Popular, con una tasa de morosidad del 1,42% al cierre del primer semestre, frente al 0,72% que registraba un año atrás. La mora del Santander subió del 0,83% con que contaba a 30 de junio de 2007 al 1,34%, mientras que 'la Caixa' la situó en el 1,26, frente a la tasa del 0,38% que tenía un año atrás. Por su parte, BBVA era la entidad que contaba con una tasa de morosidad más baja, del 1,15%, superior en 0,29 puntos al 0,86% con que contaba al cierre del primer semestre de 2007.