Los bonos del Tesoro subían mientras la rentabilidad caía tras conocerse los flojos datos de vivienda y empleo publicados hoy, lo que ha alimentado el temor a que la crisis crediticia esté ralentizado la economía. Los indicios de debilidad económica suelen despertar la demanda por los bonos, una inversión de bajo riesgo, lo que provoca la salida de dinero de los mercados bursátiles. El bono a 10 años subía 17/32 hasta 102 4/32 con una rentabilidad del 4,48%, por debajo del 4,56% del cierre de ayer. El bono a 30 años subía 21/32 hasta 103 8/32 con una rentabilidad del 4,79%, frente al 4,84% de ayer. El bono a 2 años subía 7/32 hasta 100 4/32 con una rentabilidad de 4,00%, frente al 4,12% de ayer.