La emisión de bonos corporativos alcanzará un máximo histórico de 250.000 millones de euros a finales de 2009, según datos de la Societé Generale (SG CIB), que hoy presentó un análisis sobre la evolución del mercado de capitales de deuda en el primer semestre del año. La fortaleza del Mercado Primario de Renta Fija, que en el ámbito de bonos corporativos alcanzó los 191.000 millones de euros en el primer semestre, era impredecible hace unos meses tras la caída de Lehman Brothers, aseguró el director de Corporate & Investment Banking de SG CIB, Arturo Alonso. Alonso sostuvo que los responsables de esta recuperación han sido las emisiones de entidades financieras con garantía estatal, las emisiones corporativas y la deuda de administraciones públicas. En lo que respecta a las emisiones de entidades financieras, las avaladas por el Reino de España han alcanzado los 31.000 millones de euros hasta junio.