Los bancos europeos podrían sufrir pérdidas de hasta 92.000 millones de euros entre 2009 y 2011 en relación con su cartera de préstamos inmobiliarios comerciales en Reino Unido, España e Irlanda, lo que representaría prácticamente el 10% del total de préstamos de esta clase en dichos países, según un informe elaborado por Standard & Poor's, que advierte de que la mayor parte de las pérdidas será soportada por las entidades domésticas. "Aunque los precios de las propiedades comerciales han comenzado a repuntar en algunos países europeos, es probable que hayan tenido sólo un modesto efecto beneficioso sobre la calidad de los activos de los bancos", apuntó el analista de Standard & Poor's Giles Edwards.