Los tres megabancos japoneses poseían hasta el pasado 31 de marzo 4,7 billones de yenes (44.389 millones de dólares) en deuda emitida por las hipotecarias Fannie Mae y Frieddie Mac, que han tenido que ser rescatadas por el Gobierno de EEUU. Según informó hoy el diario Nikkei, la Agencia de Servicios Financierios (ASF) de Japón comenzará a investigar la exposición de las empresas financieras niponas a la deuda emitida por estas dos hipotecarias de EEUU. Además, la exposición de las grandes aseguradoras japonesas a estas dos empresas en apuros es de 4 billones de yenes (37.766 millones de dólares). A diferencia de los productos financieros respaldados por las hipotecas subprime, la deuda emitida por Fannie Mae y Freddie Mac está respaldada por hipotecas concedidas a clientes solventes, por lo que la ASF cree improbable que los precios de su deuda bajen mucho más