Los bancos de la zona euro reconocieron un endurecimiento de sus condiciones de préstamo a los hogares en los créditos destinados a la compra de vivienda, mientras que mantuvieron prácticamente sin cambios sus condiciones para los préstamos a las empresas y los créditos al consumo, según refleja la encuesta de préstamos bancarios de la eurozona elaborada por el Banco Central Europeo (BCE).

En concreto, el informe elaborado entre el 15 de marzo y el 1 de abril con la participación de 119 entidades de la zona euro muestra que un 10% de los bancos admitieron haber endurecido sus criterios de concesión de préstamos a los particulares para compra de vivienda, frente al 3% del trimestre anterior, aunque las entidades encuestadas prevén un nuevo decenso en el próximo trimestre hasta el 2%.