Los accionistas de Red Eléctrica de España han sido convocados a la celebración el próximo 22 de mayo de la asamblea general de la compañía, en la que se aprobará previsiblemente el reparto de un dividendo bruto de 1,0871 euros por acción. Este desembolso, que se realizará el 1 de julio, tiene un valor de 147 millones de euros brutos, de los que 29,4 millones irán a parar al principal accionista de la compañía, la SEPI, que controla un 20%. En todo caso, del dividendo acordado se deberá descontar la cantidad bruta de 0,3868 euros, que ya se pagó en el reparto efectuado el 2 de enero. En la junta de accionistas también se aprobarán las cuentas de 2007 y el informe de gestión del ejercicio, así como la modificación de varios puntos de los estatutos sociales. Además, se dará permiso al consejo de administración para adquirir acciones propias.