La junta de accionistas de Endesa ha aprobado el nombramiento de Borja Prado y Fernando D Ornellas como nuevos consejeros de la compañía, a propuesta de los dos principales socios del grupo: Enel y Acciona, que han acudido por primera vez a una asamblea de la eléctrica. También se ha dado el visto bueno al reparto el 2 de julio de un dividendo complementario de 1,14 euros, con cargo a los resultados de 2006.
La junta de Endesa ha aprobado además las cuentas del grupo correspondientes al ejercicio 2006 y la designación de Deloitte como auditor externo, pero no se ha pronunciado acerca del levantamiento de los blindajes estatutarios que limitan al 10 por ciento el porcentaje de voto de cada socio. Enel y Acciona confían en la retirada de este blindaje para tomar el control efectivo de la compañía. Esta medida se adoptará previsiblemente en otra junta de accionistas de carácter extraordinario que se celebre después de que el grupo alemán y la constructora de la familia Entrecanales tomen el control de la empresa presidida por Manuel Pizarro.