Los ministros de Empleo de la UE aprobaron hoy crear un nuevo instrumento financiero dotado con 100 millones de euros cuya función será dar microcréditos de hasta 25.000 euros a pequeñas empresas y a parados que deseen convertirse en autónomos o poner en marcha un pequeño negocio propio.  Los fondos, que empezarán a estar disponibles a partir de junio, van especialmente dirigidos a las personas que normalmente no pueden obtener préstamos por la crisis económica y el endurecimiento del crédito. Los 100 millones de euros se repartirán en un periodo de cuatro años (2010-2013) y permitirán movilizar más de 500 millones de euros en créditos en cooperación con instituciones financieras internacionales como el Banco Europeo de Inversiones (BEI).