Las acciones de Liberbank vuelven a cotizar con alzas de más del 6,4% después de que la CNMV ha decidido prorrogar hasta el 30 de noviembre la decisión de operar en corto.

En cualquier caso, la CNMV manifiesta que "su intención es levantar la prohibición cuando se complete la prevista ampliación de capital de la entidad".  Lo que pretende el regulador es que los bajistas no interfieran en el desarrollo de la operación prevista, que acabará con una inyección de 500 millones de euros.

Liberbank fue uno de los valores con el que más se especuló tras la decisión de solventar el problema de liquidez del Popular con la venta por un euro a Santander el pasado 7 de junio. Inmediatamente después los inversores pusieron a Liberbank en la diana.

Desde el día 6 de junio hasta el día 9 de ese mes  (el día 7 se conoció la venta del Popular), las acciones del banco se desplomaron un 40%.  Desde el 12 de junio, cuando la CNMV tomó la decisión de frenar  a los bajistas, las acciones del banco suben un 12%.

Liberbank desde el seis de junio

Con todo, la cotizada no ha conseguido enjugar los números rojos y sigue un 18% por debajo del nivel en el que comenzó el ejercicio.

Miguel Ángel García–Ramos, analista de Estrategias de Inversión afirma que “Liberbank ya tuvo una caída muy fuerte antes del verano porque la veían como un “segundo Popular”.  No veíamos que era un segundo Popular y subió. En ese momento era especulativo, ahora al menos la caída es fundamental porque va a emitir papel para vender activos, la gente empieza a tener miedo sobre su exposición al sector inmobiliario y la verdad que sabemos que emitirá papel pero todavía no ha dicho el precio de emisión, si habrá dilución y la verdad es que la noticia es negativa”.

De hecho, en las últimas sesiones, Liberbank ha anunciado que pone en marcha una ampliación de capital de 500 millones de euros con el objetivo de sanear y robustecer su balance.   Una cantidad que supera el 65% de la capitalización de la entidad.

Recientemente, los analistas de Santander han explicado que para que salga adelante la operación, la entidad tendrá que ofrecer un descuento de hasta el 45% para que sea interesante. Antes de conocer todos los detalles, la junta tendrá que aprobar la ampliación el 9 de octubre.

El Santander consideran que la limpieza que realizarán con esos 500 millones podría incrementar su atractivo y, de esa forma, propiciar una operación corporativa que diera salida a algunos de sus accionistas.Hay que recordar que tras la venta del Popular, los inversores señalan a Liberbank como el próximo banco que podría ser absorbido.

Sin embargo, en opinión de los analistas del banco que preside Ana Botín, “la mayoría de los inversores piensa que el aumento de capital mejora el perfil de riesgo general y el atractivo de Liberbank como objetivo de una posible operación corporativa, que podría ser una estrategia para dar salida a algunos de los accionistas más grandes”.

A falta de conocer los detalles de la operación, la adherencia de los accionistas y el hambre de nuevos inversores, el analista de Estrategias de Inversión considera que “a estos niveles, creo que es un valor que tiene que ir a la larga bien. Siempre sabiendo que tiene mucha volatilidad pero puede ser un valor especulativo positivamente.  Es un bocado muy apetecible”.

Según los Indicadores Técnicos de Estrategias de Inversión, Liberbankha pasado de estar en fase de rebote a fase bajista, con dos puntos de los diez posibles. Tal y como puede verse en el siguiente gráfico, la tendencia del valor, de acuerdo con este conjunto de ratios técnicos, tanto a largo como a medio plazo es bajista.

Liberbank cambia a ciclo bajista