Apertura en positivo de las principales bolsas europeas, que consolidan las ganancias registradas la semana pasada, con la noticia de la posible fusión entre los bancos alemanes Deutsche Bank y Commerzbank. De esta forma, la renta variable europea ignora el retraso de la reunión entre Trump y Xi, antes de que mañana se celebre una nueva votación en el Parlamento británico.

Las bolsas, pendientes de la operación entre Deutsche Bank y Commerzbank

Las principales bolsas europeas abren en positivo una sesión en la que la atención en el Viejo Continente se centra en el Deutsche Bank y el Commerzbank, después de que ayer los dos mayores bancos comerciales de Alemania comunicasen oficialmente el inicio de negociaciones para su fusión, que de materializarse supondría la aparición de un nuevo coloso en el sector.

Así, Fráncfort sube un 0,02%; Londres, un 0,25%; París, un 0,01% y Milán, un 0,22%.

La atención en el Viejo Continente se centra en el Deutsche Bank y el Commerzbank, después de que ayer los dos mayores bancos comerciales de Alemania comunicasen oficialmente el inicio de negociaciones para su fusión, que de materializarse supondría la aparición de un nuevo coloso en el sector.

Se trata de evaluar una "opción estratégica", apunta en un escueto comunicado desde su página web Deutsche Bank, el primer banco privado de Alemania, que deja abierto que llegue a materializarse y que "no hay garantías de que la transacción" se consume.

Los medios alemanes informan asimismo de forma coincidente de que la operación está siendo impulsada desde el Gobierno y de que el ministro de Finanzas, el socialdemócrata Olaf Scholz, habría estado presionando en esa dirección.

Los analistas de Link Securities consideran que la fusión entre el Deutsche Bank y el CommerzBank “tendrá un impacto positivo en el sector bancario europeo en bolsa, al menos de forma puntual, con los inversores más cortoplacistas posicionándose en el mismo de cara a nuevas potenciales operaciones de concentración, incluso de corte trasnacional”.

Los mismos expertos apuntan que “este tipo de operaciones se terminarán realizando con objeto de mejorar la eficiencia operativa de las entidades en un momento en el que todas ellas se enfrentan a un escenario de tipos de interés muy bajos lo que unido a la debilidad del crecimiento económico en la región penaliza sus márgenes y sus rentabilidades, siendo la reducción de costes operativos una de las pocas opciones que tiene el sector para mejorar sus cuentas”.

En la apertura de la sesión en Europa, el Deutsche Bank sube un 2,93%, mientras que el Commerzbank repunta  un 4,45%.

De esta forma, las principales bolsas europeas esperan son subidas si habrá brexit en el corto plazo o si el Gobierno británico se verá forzado a pedir un aplazamiento del mismo. En concreto, mañana se producirá una nueva votación en el Parlamento británico en el que Theresa May buscará de nuevo apoyos para su acuerdo de abandonar la Unión Europea (UE).

Así, la renta variable del Viejo Continente, siguiendo la tendencia de las plazas asiáticas esta madrugada, ignora la noticia de que la reunión entre el presidente de EEUU, Trump, y su homónimo chino, Xi, para rubricar un acuerdo comercial entre ambos países puede retrasarse hasta el mes de junio, ya que todavía hay importantes puntos por cerrar.

En la apertura de la sesión, el euro avanza frente al dólar y se intercambia a 1,134 billetes verdes.

En el mercado de materias primas, el petróleo Brent de referencia en Europa avanza un 0,21%, hasta los 67,30 dólares; mientras que el West Texas estadounidense se deja un 0,09%, hasta los 58,77 dólares.