Los países latinoamericanos se encuentran mejor situados que otras economías emergentes para salir de la crisis económica y la región podría crecer entre el 2% y el 3% el próximo año, no muy lejos de su media a largo plazo, tras experimentar una contracción del 3% en 2009, según el último análisis realizado por el servicio de estudios de Caja Madrid. Los analistas de Caja Madrid valoran positivamente las "iniciativas contracíclicas puestas en marcha por los gobiernos" de la región, que, junto a "la gradual mejora de las condiciones externas (especialmente, la subida en el precio de las materias primas) y la ausencia de desequilibrios macroeconómicos significativos y de problemas de solvencia en el sistema financiero", permitirán que Latinoamérica se recupere antes que otras regiones, como los países de Europa emergente.