El consorcio automovilístico alemán BMW, compuesto por las firmas BMW, Mini y Rolls-Royce, alcanzó, durante el pasado mes de octubre, un volumen de ventas en todo el mundo de 123.304 unidades, lo que se traduce en un incremento del 13,2% en comparación con las cifras del mismo mes del ejercicio precedente, informó hoy la empresa en un comunicado. Por marcas, BMW comercializó 105.208 unidades durante el pasado mes octubre, lo que representa una progresión del 10,8% en comparación con el mismo periodo de 2006, mientras que las entregas de Mini se incrementaron un 30,1%, con 17.989 unidades y las de Rolls-Royce crecieron un 39%, hasta 107 unidades.