Las ventas minoristas en Reino Unido descendieron en abril un 0,2% mensual y ascendieron un 4,2% en términos interanuales, según ha anunciado hoy la oficina nacional de estadística británica (ONS). El consenso de los analistas había pronosticado un retroceso mensual del 0,5% y una subida anualizada del 4,2%.