Las ventas minoristas de Reino Unido aumentaron un 0.7% en julio en términos desestacionalizados con respecto al mes anterior, a pesar el mal tiempo pero gracais a las fuertes rebajas en los precios. En términos interanuales el dato tuvo una fuerte subida del 4.4% frente a una previsión de los analistas del 3.4%.