Las ventas de viviendas usadas en Estados Unidos aumentaron en Estados Unidos a su nivel más alto en casi dos años entre junio y julio, debido a que los precios más bajos y la disponibilidad de créditos tributarios continuaban atrayendo a los compradores. Las ventas de viviendas usadas ascendieron más de lo esperado, al crecer un 7,2% -la mayor el alza porcentual mensual en más de una década- a una tasa anual estacionalmente ajustada de 5,24 millones, informó el jueves la Asociación Nacional de Agentes Inmobiliarios, o NAR por sus siglas en inglés.