Las empresas automotrices anunciaron un sólido aumento en las ventas de abril en Estados Unidos, comparadas con los débiles niveles observados en el mismo mes del año pasado, pero en algunos casos las ventas se redujeron frente al mes anterior debido a un menor efecto de los incentivos.  Toyota Motor, que reforzó sus incentivos para atraer clientes tras los llamados a taller por problemas en algunos de sus modelos, informó el lunes que sus ventas ascendieron el 24% frente a un año atrás, pero que cayeron el 16% en relación a marzo.