Las ventas de las firmas minoristas en Estados Unidos volvieron a experimentar un débil desempeño en agosto, después que los resultados asociados a la temporada de regreso a clases fueran peores que lo esperado. Sin embargo, las ventas de un puñado de empresas, como Target, Kohl's y Gap, lograron superar las expectativas de los analistas. En todo el sector, las ventas en tiendas comparables, o aquellas abiertas durante al menos un año, cayeron por duodécimo mes consecutivo, lo que puso de relieve los problemas que han enfrentado las firmas minoristas debido a los menores gastos de los consumidores.