Las matriculaciones de automóviles en Francia alcanzaron 190.986 unidades durante el pasado mes de abril, lo que supone un aumento del 1,9% en comparación con el mismo mes de 2009, informó hoy el Comité de Constructores Franceses de Automóviles (CCFA). De esta forma, el mercado automovilístico francés sufre una fuerte desaceleración, toda vez que las ayudas a la compra de coches se redujeron de 1.000 a 700 euros el pasado 1 de enero, y bajarán nuevamente hasta 500 euros a partir del 1 de julio.