Las ventas de cigarrillos descendieron un 0,3% en los diez primeros meses del año respecto al mismo periodo de 2006, al situarse en 4.119,2 millones de cajetillas, pero su valor se incrementó un 11% y se estableció en 10.307,4 millones de euros, según datos del Comisionado del Mercado de Tabacos. Estas cifras reflejan los efectos de la Ley Antitabaco después de su entrada en vigor el pasado año, así como de las diversas subidas de impuestos al tabaco aplicadas por el Gobierno para atajar la proliferación de las marcas baratas de cigarrillos y avanzar en su lucha contra el tabaquismo. Marlboro, perteneciente a Philip Morris, fue la marca que lideró el ranking del mercado al disponer de una cuota del 16,2%, inferior a la del 16,7% que tenía en el mismo periodo de 2006, mientras que Fortuna (Altadis) subió hasta el 11,9% desde el 11,3% que disponía en los diez primeros meses de 2006.