Las ventas de cigarrillos frenaron su caída en enero, al descender un 7,8% en términos volumen, frente al retroceso registrado en el conjunto del ejercicio anterior, que se situó en el 9,9%, según los últimos datos publicados por el Comisionado del Mercado de Tabacos. Esta disminución de las ventas de cigarrillos en el primer mes del año se produjo después de que Philip Morris, Altadis, propiedad de Imperial Tobacco, JTI y BAT encarecieran ese mes el precio de sus principales marcas en 15 céntimos.