Las matriculaciones de automóviles en España se situaron en 108.222 unidades durante el pasado mes de julio, lo que se traduce en una reducción del 10,9% en comparación con los datos del mismo mes del ejercicio precedente, según datos difundidos hoy por las asociaciones de fabricantes (Anfac) y vendedores (Ganvam).

En el acumulado del presente ejercicio hasta el pasado mes de julio, las entregas de automóviles en España alcanzaron 541.298 unidades, lo que representa un descenso del 34,3% si se compara con las ventas registradas en el mismo periodo del año anterior.

Las ventas del canal de particulares, al que se dirigen principalmente las ayudas directas a la compra del Plan 2000E, alcanzaron, durante el mes pasado, 77.136 unidades, lo que supone un aumento del 16,5% en comparación con las cifras del mismo mes de 2008.

Asimismo, el canal de compañías alquiladoras redujo un 53,4% sus compras durante el mes pasado, hasta 9.973 unidades, mientras que el de empresas adquirió 21.113 vehículos en julio, lo que se traduce en una reducción del 37,7% si se compara con los datos del año precedente.

AYUDAS A LA COMPRA.


El Plan 2000E permitió, según datos de la Fundación Instituto Tecnológico para la Seguridad del Automóvil (FITSA), la matriculación de 34.000 vehículos desde que fuera puesto en marcha el pasado 18 de mayo. Asimismo, desde el 1 de agosto FITSA está abonando las cantidades adelantadas por los concesionarios.

Al mismo tiempo, la demanda de automóviles con unas emisiones de dióxido de carbono de menos de 149 gramos por kilómetro, que son a los que se dirigen las ayudas a la compra del Plan 2000E, se incrementaron un 14,8% durante el mes pasado, lo que pone de manifiesto el efecto dinamizador de esta medida.

Asimismo, el 70% de los coches matriculados durante el mes pasado en España montaban un motor de gasóleo, frente al 30% de automóviles de gasolina. En los siete primeros meses del año, la diferencia se redujo en un punto porcentual, hasta 69% de coches diesel frente al 31% de gasolin