En el primer trimestre de 2009 se registraron 1.335 nuevos concursos de acreedores (antiguas suspensiones de pagos), lo que supone un crecimiento del 6,9 por ciento respecto al último trimestre de 2008, con una cierta "estabilización" en las insolvencias, según Crédito y Caución. Los datos de la empresa, obtenidos a partir de las insolvencias publicadas en el Boletín Oficial del Estado (BOE), revelan una caída del 10% en los concursos que afectan al sector de la construcción, frente a los fuertes aumentos en el sector de juguetes, electricidad y bienes de equipo.
El primer trimestre de 2009 vuelve a establecer un nuevo récord, pero "comienza a apreciarse una estabilización de los niveles de concursalidad trimestral cerca de los 1.400, lo que sitúa las previsiones para 2009 en el entorno de los 5.000 procesos", señala Crédito y Caución.

A su juicio, la nueva reforma de la Ley Concursal, la que se aplica a empresas y personas insolventes, contribuirá a "disminuir la concursalidad, incentivar la negociación previa y evitar la liquidación de empresas viables en dificultades".

Por Comunidades Autónomas, en Cataluña -la que concentra tradicionalmente el mayor número de procesos- el número de concursos bajó el 1,5% en el primer trimestre del año.

El crecimiento de las insolvencias judiciales ha sido más acusado en Asturias y La Rioja, por encima del 60% respecto al trimestre anterior. La mayor estabilidad se registra en Baleares, País Vasco y Andalucía, con un descenso en el número de procesos concursales por debajo del 15%.