El número de estadounidenses que pidió por primera vez subsidio por desempleo disminuyó la semana pasada a 570.000, y la cantidad personas que continuaron recibiendo beneficios bajó a su menor nivel desde abril, mostró el jueves un informe del Gobierno. Analistas consultados por Reuters habían estimado que las solicitudes caerían a 565.000 en la semana que terminó el 22 de agosto, desde las 580.000 en la semana previa, reportada inicialmente en 576.000 nuevas solicitudes.