Las peticiones iniciales de subsidio por desempleo de la última semana cayeron en 18.000 hasta las 365.000 en Estados Unidos, según acaba de informar el Departamento de Trabajo estadounidense. Este dato ha estado por debajo de las 370.000 que esperaba el mercado. En las cuatro últimas semanas, dato menos volátil, aumentaron en 2.500, hasta las 367.000, y continúan en máximos de cuatro años.