Las solicitudes iniciales de beneficios por seguro de desempleo en Estados Unidos aumentaron la semana pasada, pero permanecieron por debajo de los niveles máximos alcanzados durante la primavera. Las solicitudes ascendieron en 25.000 a un nivel ajustado por factores estacionales de 584.000 en la semana que finalizó el 25 de julio, informó el jueves el Departamento de Trabajo en su informe semanal.
Los economistas encuestados por Dow Jones Newswires esperaban un incremento de 34.000.  El promedio variable de cuatro semanas para las solicitudes iniciales, que los economistas utilizan para determinar las tendencias subyacentes del mercado laboral, descendió en 8.250 a 559.000, su nivel más bajo desde el 24 de enero de este año.

En tanto, el número de trabajadores que recibieron beneficios por seguro de desempleo durante más de una semana disminuyó en la semana al 18 de julio, el último período para el que la cifra está disponible. La cifra, conocida como las solicitudes continuas, se redujo en 54.000 a 6.197.000, su nivel más bajo desde el 11 de abril.

Esta es la segunda semana en la que se registran aumentos en las solicitudes iniciales tras dos semanas volátiles con pronunciados descensos.

Las cifras semanales tienden a ser bastante volátiles durante esta época del año, cuando los funcionarios del Gobierno buscan predecir el momento en que ocurrirán los despidos anuales y temporales en las instalaciones automotrices y en otras plantas manufactureras. Esto lleva a realizar ajustes por factores estacionales.