Las restricciones a los créditos para la industria alemana aumentaron en mayo, tras haber disminuido en abril, especialmente para las empresas grandes, que ya se enfrentan a una situación grave. Una encuesta realizada por el Instituto de Investigación Económica Ifo, publicada hoy, muestra que un 42,9 por ciento de todas las empresas consultadas consideraron que la política de préstamos de los bancos fue más restrictiva, frente al 41,6 por ciento de abril. "La enorme pérdida en recursos de capital en el sector bancario, provocada por la posesión de activos tóxicos, muestra cada vez más ser una resistencia al avance de la economía", dijo el presidente del instituto Ifo, Hans-Werner Sinn. Un 54,2 por ciento de las compañías grandes del sector manufacturero calificó en mayo de restrictiva la entrega de préstamos de los bancos, 3,3 puntos porcentuales más que en abril.