Las peticiones semanales de desempleo han sido mejor de lo esperado, 639.000 solicitudes frente a las 650.000 previstas. Esta cifra también supone un descenso frente a los 667.000 nuevos parados de la semana anterior. Los reclamos continuos se situaron en los 5.106.00, también por debajo de los 5.155.000 previstos y a distancia de los 5.112.000 de la semana anterior.