El número de personas que solicitaron por primera vez prestaciones por desempleo en Estados Unidos ha bajado en 13.000, hasta las 313.000 en la semana del 17 al 22 de junio, según el Departamento de Trabajo estadounidense. Los expertos esperaban un dato ligeramente por encima, de 319.000. La media móvil de las últimas 4 semanas ha subido en 1.000 hasta las 316.000 solicitudes.