La subida del precio de los alimentos y la energía se debe a las condiciones de los fundamentales del mercado, no a una burbuja inversora, según la mayoría de los economistas consultados en una encuesta llevada a cabo por The Wall Street Journal. El 51% de los expertos considera que la demanda de China y la India es la principal razón del aumento de los precios de la energía, mientras que el 40% señala que la demanda es lo que más contribuye al aumento de los precios de los alimentos. El 20% culpa a los problemas de suministro como la causa de este incremento de los precios alimentarios y el 15% lo achaca al repunte de los precios energéticos.