La actividad comercial cayó claramente en mayo y las empresas se muestran pesimistas sobre su futuro en los próximos doce meses, según los datos del índice de Actividad Comercial (Purchasing Managers Index-PMI-) de la consultora NTC Economics. La encuesta destaca que las empresas de servicio españolas admitieron que las deterioradas condiciones de la economía nacional han llevado a unos volúmenes inferiores de los nuevos pedidos. Además, el empleo en el sector servicios descendió en mayo a un ritmo récord, mientras que los precios pagados por los proveedores de servicios españoles aumentaron a un nivel intenso, si bien fue el más débil en los últimos siete meses. Asimismo, los precios cobrados cayeron por segundo mes consecutivo, pero a un ritmo modesto.