Los beneficios de las compañías que integran el principal indicador de la Bolsa española, el Ibex-35, a las que hoy se ha sumado Inditex, superaron en el primer trimestre del año los 13.000 millones de euros, el 16,56% más, pero sufrieron una corrección bursátil del 11,5% en ese periodo. Estos resultados, que suponen un récord histórico de beneficios trimestrales, no se han visto reflejados en la evolución en Bolsa de las compañías que forman el selectivo español, que en el primer trimestre del año perdieron el 11,5% de su capitalización bursátil y, en lo que va de año, el 16%. Santander ha retomado la primera posición, con 2.206 millones de euros de beneficio, seguida del BBVA, con 1.951 millones, y Telefónica, con 1.538 millones de euros.
Repsol, que ganó en los tres primeros meses del año 1.212 millones, e Iberdrola, con 1.204 millones de euros, superaron también los mil millones de beneficios trimestrales. Sin embargo, la capitalización bursátil de Telefónica, Santander y BBVA había caído, al término del primer trimestre del año, el 17, el 15 y el 13%; la de Repsol, el 11,5%; la de Endesa, el 6%, y la de Iberdrola, el 3,25%. De hecho, sólo cinco de las cotizadas del Ibex conseguían llegar al tercer trimestre del año con sus acciones más caras que a principios de año. Técnicas Reunidas se revalorizaba el 10%; Grifols, el 9,5%; Acerinox, el 4,7%; Mapfre, el 3,5%, e Indra, el 0,7%. En lo que va de año sólo Repsol, de entre los pesos pesados del mercado, ha conseguido invertir la tendencia y su capitalización bursátil se ha incrementado casi el 10%. Otros valores del Ibex que también han conseguido obtener rendimientos bursátiles son Gamesa y Red Eléctrica, aparte de las ya mencionadas Mapfre, Técnicas Reunidas y Grifols. En la tabla siguiente se muestra, expresado en millones de euros, el beneficio neto obtenido por las empresas del Ibex-35 en el primer trimestre de 2008 y de 2007, así como la diferencia porcentual entre ambas cantidades. En el recuento se incluyen los beneficios de Inditex, que presentó hoy sus resultados trimestrales, ya que se rige por un año fiscal distinto.