Las empresas que cotizan en la Bolsa española retribuyeron a sus accionistas con 20.058 millones de euros en la primera mitad del año, un 44% más que en el mismo periodo de 2008, de los que 19.454 millones fueron en concepto de dividendo en efectivo, según datos de Bolsas y Mercados Españoles (BME). El elevado incremento de la retribución se debe a los 4.556 millones de euros distribuidos por Endesa en febrero como dividendo extraordinario. Sin este efecto, el aumento de los dividendos se limita hasta el 11%.  Asimismo, del total de los dividendos, 569 millones de euros se efectuaron como pago en esepcie en acciones de las propias compañías y 35 millones por prima de emisión y reservas.