Si observamos la lista de valores del EuroStoxx 50, al pasar nuestros filtros técnicos premium, observamos que E.On y RWE reciben soberanos suspensos.



La tendencia es bajista, el momento es negativo y el volumen ha decrecido. Sólo la bajada de la volatilidad da algo de respiro a estos dos valores. No obstante, no debemos descartar la inversión en estos valores, eso sí, sólo del lado bajista. Podríamos ponernos cortos en ambas eléctricas porque su devenir en bolsa es claramente negativo.
 E.On dibuja una tendencia claramente bajista desde el inicio de la crisis. Tras superar los 30 euros en 2009, se dio la vuelta sin remedio. En cuatro años ha perdido un 60% de su valor.



Peor aún es la situación técnica que presenta RWE. Desde que superara los 70 euros en 2010 ha perdido un 70%.