Los decepcionantes resultados de algunas grandes empresas afectaban al rendimiento de la bolsa de Wall Street a media sesión de hoy y provocaban una importante bajada en los principales indicadores. En estos momentos, el Dow Jones de Industriales, el indicador más importante de Wall Street, se deja un 0,7% hasta los 13.845 puntos. El mercado tecnológico Nasdaq registra a esta hora un descenso del 0,5%, hasta 2.676 unidades.
En cuanto al resto de indicadores, el selectivo S&P 500 pierde un 0,7%, hasta 1.530,6 unidades, mientras que el tradicional NYSE retrocede 87,36 puntos, un 0,86%, hasta 10.034,22 unidades. A esta hora, el mercado tradicional NYSE movía un total de 1.695 millones de acciones, frente a los 1.054 millones del Nasdaq. De las empresas contratadas en el mercado neoyorquino, 572 subían, 2.578 bajaban y 94 se mantenían sin cambios. En el mercado secundario de deuda, las obligaciones a diez años registraban una alza en los precios, de manera que la rentabilidad -que se mueve de forma inversa- bajaba hasta el 4,94% desde el 4,95% del cierre del lunes. Anoche el mayor fabricante de microprocesadores para teléfonos celulares, Texas Instruments, informó de que sus beneficios operacionales cayeron hasta 614 millones de dólares o 42 centavos por acción, desde los 739 millones o 47 centavos del mismo trimestre del 2006, y que sus ingresos cayeron a 3.420 millones desde 3.700 millones de dólares. Esto está por debajo de las proyecciones de los analistas, que calculaban que la compañía ganaría 49 centavos por acción y tendría ingresos de 3.710 millones, lo que hace que hoy sus acciones caigan un 3,64% a 36,79 dólares. La compañía química DuPont pese a registrar en el segundo trimestre un mínimo descenso de sus beneficios, no alcanzó la proyección de los analistas de Wall Street, y sus títulos, que forman parte del índice Dow Jones de Industriales, bajan un 5,76% a 50,19 dólares. En tanto la compañía de telecomunicaciones AT&T informó hoy de que obtuvo un beneficio neto en el segundo trimestre un 61% mayor al registrado en el mismo período del 2006, con lo que bate las expectativas de los analistas. A media sesión, los títulos de AT&T repuntan un ligero 0,52% hasta los 40,24 dólares. La compañía, que en el último año compró BellSouth y se hizo con le control total de Cingular, tuvo una ganancia neta de 2.904 millones de dólares o 0,47 dólares por acción, frente a 1.808 millones de dólares o 0,46 dólares del segundo trimestre del 2006. Si se descuentan cargos extraordinarios derivados de la integración de las nuevas compañías, el beneficio operacional de la empresa aumentó en el segundo trimestre a 0,71 dólares por título, más que los 67 centavos que esperaban los analistas, pese a lo cual sus acciones bajaban un 0,37% a 39,88 dólares. Durante los dos últimos días del trimestre, AT&T comenzó a vender el nuevo teléfono móvil de Apple, el iPhone, de los cuales activó 146.000 unidades. Estas cifras están muy lejos de las previsiones de algunos analistas, que calculaban que las ventas del iPhone alcanzarían cerca del medio millón de unidades en su primer fin de semana. Debido a esto las acciones de Apple bajaban un 2,41% a 140,24 dólares, lo que se sumaba a la baja de Texas Instruments para arrastrar con fuerza al sector tecnológico.