El número de bancarrotas empresariales en Japón creció un 8,4% interanual durante abril hasta superar las 1.200 empresas por primera vez en cuatro años. Según el grupo de investigación de empresas niponas Tokyo Shoko Research, las deudas acumuladas por las compañías en bancarrota durante abril ascendieron a 718.090 millones de yenes (6.949 millones de dólares) y afectaron a 1.215 empresas. Los resultados salen a la luz en un momento de inestabilidad económica mundial y coinciden con la publicación de los resultados financieros de la mayoría de las empresas niponas, con motivo del final del año fiscal a finales del pasado marzo.